¿Te has parado a pensar alguna vez en el importante rol que desempeñan nuestras encías? Estas, junto a todo el sistema de soporte de los dientes, se encargan de rodear y sujetar las piezas dentales, por lo que un problema serio en esta parte podría suponer la pérdida de las mismas. Y uno de ellos puede ser, precisamente, la periodontitis o piorrea. ¿Qué es la periodontitis y cuáles son sus síntomas, causas y tratamiento? Te lo contamos.

Dentista revisándole la boca a un paciente. Esta imagen se utiliza para ilustrar una entrada sobre qué es la periodontitis.

¿Qué es la piorrea o periodontitis?

La enfermedad periodontal, también conocida como piorrea, periodontitis o enfermedad de las encías es una patología de origen infeccioso que afecta a las encías y se va extendiendo al tejido blando que rodea los dientes, llegando, en los casos más graves, a provocar que los dientes se aflojen o lleguen a caer. Su nombre se debe a que afecta al periodonto, que es cómo se llama al conjunto de tejidos, huesos y ligamentos que rodean y sujetan los dientes.

En las fases iniciales de la enfermedad de las encías, hablamos de gingivitis, que pasa a convertirse en periodontitis al evolucionar a su estado más grave. Aunque es una enfermedad bastante más común de lo que nos gustaría, es muy importante detectarla a tiempo para intentar evitar consecuencias serias, como la caída de los dientes.

¿Cuáles son las causas de la periodontitis?

La acumulación de placa y sarro son una de las principales causantes de periodontitis. Y es que, cuando avanzan demasiado, las bacterias nocivas continúan con su crecimiento por todo el periodonto, extendiendo consigo la infección. Por supuesto, dicha acumulación puede deberse a una mala higiene bucodental, aunque existen más factores que pueden desencadenar en piorrea. ¿Cuáles son las causas de la periodontitis? He aquí algunas de las más frecuentes:

  • Mala higiene bucodental o incompleta;
  • Consumo de tabaco;
  • Cambios hormonales, como los que tienen lugar en el embarazo o la menopausia;
  • Enfermedades sistémicas, como la diabetes;
  • Defensas bajas;
  • Predisposición familiar.

¿Cómo saber si tengo periodontitis? Síntomas

La piorrea no siempre es fácil de detectar, pues, en las primeras etapas de esta enfermedad, son muchas las personas que no experimentan ningún tipo de dolor. De ahí la importancia de prestar atención a las posibles señales que indican que estamos ante un posible caso de piorrea o enfermedad periodontal. ¿Cuáles son los síntomas de la periodontitis? He aquí los más destacables:

  • Te sangran las encías: la sangre en las encías suele ser una señal de alerta que indica inflamación y, por lo tanto, que algo no anda bien en nuestra salud bucodental.
  • Tienes las encías inflamadas: las puedes notar hinchadas, de color morado, rojo brillante u oscuro y sensibles al tacto o, incluso, notar pus.
  • Alargamiento de los dientes: al retraerse las encías, puedes notar que cada vez tus dientes parecen más largos.
  • Mal aliento: lo sientes, incluso, llevando una correcta higiene bucodental.
  • Espacios entre los dientes: al ir avanzando la enfermedad, puedes identificar nuevos huecos entre los dientes.
  • Movimiento de las piezas dentales: en las fases más avanzadas, puedes llegar a notar que los dientes se mueven e, incluso, presentar hipersensibilidad al frío.

Diferentes herramientas de dentista colocadas sobre una superficie cubierta con una servilleta azul.

¿Cómo combatir la periodontitis? Tratamientos

Si presentas alguno de los síntomas mencionados en el apartado anterior, acude a tu dentista. Este paso es clave para evitar el avance de la enfermedad periodontal y poner remedio a los daños que haya podido ocasionar. ¿Y si ya la tengo? ¿Cómo combatir la periodontitis? Tu dentista evaluará tu caso en particular y te recomendará el mejor tratamiento a seguir. Estos son las opciones de tratamientos más frecuentes: 

  • Antibióticos: tu odontólogo puede recetarte antibióticos orales o tópicos para hacer frente a la infección.
  • Raspado y alisado radicular: mediante estas técnicas, eliminamos el sarro y las bacterias que se encuentran en la superficie de las piezas dentales y bajo las encías y se pulen las superficies de las raíces con el fin de disminuir la acumulación de placa y sarro.
  • Cirugías específicas: dependiendo del avance de la enfermedad periodontal, pueden ser necesarias pequeñas intervenciones para eliminar la infección del periodonto y ponerle solución a los daños que haya podido provocar esta patología.
  • Injertos: en los casos más graves, puede ser necesario recurrir a injertos de tejido blando o injerto óseo.

¿Cómo prevenir la periodontitis?

Como ves, una patología como la periodontitis puede suponer un grave riesgo para tus dientes. Es cierto que algunas causas de la periodontitis no son fáciles de prevenir, pero otras, como la mala higiene dental, sí son fáciles de evitar. ¿Cómo prevenir la periodontitis? Con unos buenos hábitos de higiene bucodental, lo que implica:

  • Cepillarse los dientes tres veces al día durante dos minutos;
  • Pasar el hilo dental por lo menos una vez al día;
  • Utilizar el irrigador;
  • Usar el enjuague bucal;
  • Asistir a revisiones dentales con regularidad;
  • Hacer limpiezas dentales profesionales como mínimo una o dos veces al año.

¿Cuándo ir al dentista por la enfermedad periodontal?

Ten siempre presente que con esta enfermedad el tiempo de detección y tratamiento es clave. Así, cuanto antes detectes la periodontitis, más fácil será revertir los daños de esta enfermedad y evitar que llegue a avanzar tanto como para hacer que se te caigan los dientes. En caso de que presentes alguno de los síntomas de periodontitis que te describimos aquí, pide cita cuanto antes con tu dentista.

¿Sospechas que puedes tener periodontitis o quieres asegurarte de que todo va bien con tu salud bucodental? En Asisa Dental, somos especialistas en periodoncia y cirugía periodontal y estaremos encantados de ayudarte. Pide cita previa.

×