Entre la gran energía que tienen, su curiosidad por conocer el mundo, las ganas de jugar, el aprendizaje y las diferentes etapas de su desarrollo, los niños experimentan muchos golpes y caídas a lo largo de su vida. La mayoría trascienden sin importancia, pero algunos pueden necesitar atención, como es el caso de un traumatismo dental. ¿Qué hacer si un niño lleva un golpe en los dientes? Te lo contamos.

Peque llorando con una mano en la mejilla. Esta imagen se utiliza para ilustrar una entrada sobre qué hacer si un niño lleva un golpe en los dientes.

¿Son frecuentes los golpes en los dientes en los niños?

Si tienes un peque en casa, seguro que ya eres consciente de la gran multitud de golpes que puede llevar un niño en su primer año de vida, sobre todo cuando empieza a andar. En esta fase, aún no tiene el reflejo de protección que nos hace llevar las manos al suelo cuando caemos, por lo que es muy frecuente que los dientes incisivos reciban el impacto de sus caídas. A medida que van creciendo, el deporte y los juegos en los que el movimiento es el gran protagonista empiezan a hacer parte de su día a día y los golpes en los dientes también están muy presentes.

Entre los 6 y los 9 años, empiezan a caer los dientes y a erupcionar los dientes permanentes y son muy frecuentes los traumatismos dentales. En esta etapa, es de especial importancia observar los golpes en los dientes en los niños y fijarnos en si han afectado a los dientes de leche o a los definitivos, pues el modo de proceder será diferente en uno u otro caso.

Tipos de traumatismos dentales en los niños

Por supuesto, no todos los golpes en los dientes tendrán la misma importancia. ¿Cuáles son los traumatismos dentales en los niños más frecuentes? He aquí algunos de los más destacables:

  • Se cae un diente: a esto lo llamamos «avulsión». Dependiendo del tipo de diente que sea, de leche o definitivo, seguiremos unos pasos u otros.
  • Fractura en un diente: esta puede ser más o menos grave dependiendo de a dónde haya afectado la rotura del diente. Así, habrá casos que puedan solucionarse con una reconstrucción, otros necesitarán una endodoncia y otros, incluso, extraer la pieza.
  • Desplazamiento del diente: esto es lo que se conoce como «luxación». El desplazamiento puede tener lugar en diferentes direcciones: hacia fuera, hacia dentro o de forma lateral.
  • El diente se vuelve gris o marrón: si ocurre esto, podríamos estar ante un caso de necrosis pulpar que necesita cuanto antes atención del dentista.
  • Fractura en algún hueso: si el impacto es muy fuerte, podría llegar a afectar al hueso, lo que requeriría atención médica urgente.

Dentista sonriendo haciendo algo en la boca de una niña.

¿Qué hacer ante un traumatismo dental en niños?

Por mucho que los adultos nos empeñemos en prevenir los golpes y caídas, la gran mayoría suceden cuando menos lo esperamos. ¿Qué hacer si un niño lleva un golpe en los dientes? Lo primero será mantener la calma, tranquilizar al peque y ver si le falta algún diente. Los siguientes pasos dependerán de la situación del golpe en sí. Analicemos algunas de las más frecuentes.

El niño está sangrando por el golpe en los dientes

Antes de que te asustes, déjanos aclararte algo: ante un golpe en la boca, la sangre no tiene por qué ser sinónimo de traumatismo grave. Piensa que dentro de la boca hay muchos tejidos blandos que pueden sangrar con facilidad ante un impacto, como los labios, la lengua, las encías… Si sangra, limpia bien al peque con agua y presiona un poco la herida con un pañuelo limpio. Espera unos minutos y evalúa la gravedad de los daños.

Por el golpe, le ha caído un diente al niño

En este caso, lo primero que hay que hacer es buscar la pieza dental que ha caído. Al encontrarlo, no lo frotes, mételo en suero fisiológico o leche y ve al dentista con el peque. Si no tienes leche o suero en ese momento, la saliva también podría servir. Eso sí, recuerda siempre que es muy importante que no lo frotes.

Dependiendo de si se trata de un diente de leche o de uno permanente, tu dentista procederá de una forma u otra. Normalmente, si se trata de un diente permanente, este se reimplanta, algo que no suele hacerse en el caso de los dientes de leche, pues esta acción podría dañar el germen del diente definitivo.

Se le ha roto un diente por el impacto

También podría ocurrir que, debido al golpe en los dientes, en vez de caérsele una pieza, esta se fracture o se rompa. Al igual que en el caso anterior, debes buscar el trozo que se ha roto, guardarlo en suero fisiológico o leche e ir al dentista con el niño. Una vez más, si no dispones de leche o suero, podrías utilizar saliva. Dependiendo del tamaño y del tipo de fractura en el diente, el dentista puede proponer diferentes soluciones.

El niño ha llevado un golpe en un diente y se mueve

Una de las consecuencias de los golpes en los dientes de los niños es que algún diente se mueva. Si notas que no le falta ninguna pieza dental, pero sí hay algún diente o varios que se mueven o, incluso, has llegado a observar que el niño no muerde igual que siempre, es importante que vayáis al dentista cuanto antes.

Golpe en el diente del niño y cambio de color

También podría ocurrir que el traumatismo dental pase totalmente desapercibido y que llegue un momento en el que empieces a notar un cambio de color en algún diente, que puede ponerse amarillo, gris o, incluso, rosado. Este cambio de color se debe a una inflamación o a la muerte del nervio del diente. Si lo percibes, ve al dentista con el peque, que se encargará de buscar la mejor solución evitando dañar el germen del diente permanente.

Cuándo ir a urgencias por un traumatismo dental

Hay ocasiones en la que el traumatismo dental puede requerir atención médica urgente. Si tras el golpe en los dientes, el niño presenta dolor de cabeza, vómitos, desorientación o, incluso, pérdida de conciencia o deformaciones faciales es necesario llevarlo al hospital por urgencias para que revisen si hay algún tipo de fractura o problema más allá de los dentales.

¿Tu niño ha sufrido un traumatismo dental? En Asisa Dental Alcalá de Henares, nos ocupamos de la revisión y solución de los daños que el golpe en los dientes pudiera ocasionar. Pide cita previa.

×