Un diente roto puede causar un gran impacto, no solo por la salud de tu boca, sino también a nivel estético y esto es algo que puede ocurrir tanto a peques como a mayores. Ante esta situación, lo que siempre hay que hacer es acudir con urgencia a la consulta del dentista. ¿Qué hacer si se te rompe un trozo de diente? Te lo contamos.

Boca de mujer con un diente roto frente a un espejo dental. Esta imagen se utiliza para ilustrar una entrada sobre qué hacer si se te rompe un trozo de diente.

¿Por qué se rompen los dientes?

Un diente roto puede afectar a cualquier persona, tenga la edad que tenga y no solo a los peques, pues son muchas las causas por las que se puede producir una rotura de una pieza dental. ¿Por qué se rompen los dientes? He aquí algunos de los motivos más comunes:

  • Recibir un impacto o traumatismo: los accidentes, las caídas y los golpes pueden hacer que sufras una fractura en algún diente o, incluso, que pierdas alguna pieza dental. 
  • Masticar algo duro: morder demasiado fuerte algún alimento o alguna cosa dura, también puede provocar la rotura de un diente. Para evitarlo no uses tus dientes, por ejemplo, para abrir botellas y presta mucha atención al masticar alimentos con hueso, frutos secos o caramelos, entre otros.
  • Bruxismo o rechinar los dientes: el roce de los dientes y las tensiones asociadas al bruxismo provocan un deterioro en los dientes que también puede contribuir a su rotura.
  • Dientes con caries: estos dientes están más débiles que un diente sano y presentan un hueco en su interior, por lo que son más propensos a poder romperse. Para evitar que se dañen por este motivo, trata todas tus caries nada más notarlas y acude a revisiones periódicas con el dentista para asegurarte de que no se te escape ninguna.
  • Descalcificación y falta de calcio: la descalcificación del esmalte dental y la falta de calcio u otros nutrientes también pueden hacer que tus dientes estén más débiles y puedan romperse. Vigila tus nutrientes con una analítica de sangre de vez en cuando y cuida bien tus hábitos de higiene dental para evitar la descalcificación del esmalte.

Tipos de roturas de dientes

Es cierto que no todas las roturas de dientes son iguales y que unas son más graves que otras, pero nunca te quedes con lo que te parece a primera vista. Siempre debe ser el dentista el que evalúe tu caso en particular para buscar la solución más adecuada y evitar males mayores en el futuro. ¿Qué tipos de fracturas dentales hay? Estas son las más frecuentes:

  • Fisura o fractura del esmalte: afecta únicamente al esmalte del diente.
  • Fractura de esmalte y dentina: además de al esmalte dental, la lesión afecta a la dentina, que es la capa que se sitúa justo debajo del esmalte. Si te ocurre, puedes notar sensibilidad dental.
  • Fractura del esmalte, dentina y daño en el nervio: llega al esmalte, a la dentina y a la pulpa, o lo que es lo mismo, a la parte del diente en la que se ubican el tejido nervioso y los vasos sanguíneos. Este tipo de lesión suele dar dolor y conlleva peligro de perder el diente.
  • Fractura en la raíz: además de a la dentina y a la pulpa, esta afecta a la raíz del diente. Esta es una fractura grave, pues, suele resultar difícil salvar la pieza.

Se me ha roto un trozo de diente, ¿qué hago?

Un diente roto puede dar dolor o no llegar a provocar ningún síntoma y puede afectar mucho a nivel estético o no notarse apenas, pero, de no tratarlo, a la larga, puede provocar problemas importantes para tu salud bucal que se pueden evitar de tratar la fractura a tiempo. ¿Qué hacer si se te rompe un trozo de diente?

  • Pide cita urgente con tu dentista: sea cual sea tu caso, pide cita con el odontólogo  con urgencia para que evalúe la profundidad de la fractura y te ofrezca la solución más adecuada en la mayor brevedad.
  • Guarda el trozo de diente roto: mantén la calma, recoge todos los trozos que puedas del diente fracturado y guárdalos a buen recaudo.
  • Enjuágate la boca: hazlo con suavidad para eliminar la suciedad que pueda haber quedado tras el impacto.
  • Ponte una compresa fría en la cara: sitúala en la zona de la fractura para evitar la inflamación.
  • Lava el diente sin tocar la raíz: ten cuidado de no frotar y no manipules la raíz e introdúcelo en un bote con leche o agua o, en caso de no poder, mételo debajo de la lengua, con mucho cuidado de no tragarlo.
  • Tapona la herida con una gasa: en caso de que sangres, puedes colocarte una gasa para detener la hemorragia.

Cómo reparar diente roto

Si insistimos tanto en lo de que acudas al odontólogo con urgencia es porque, en casos serios, el tiempo puede marcar la diferencia entre perder el diente o no. ¿Cómo arreglar un diente roto? Siempre de forma profesional, sin probar con remedios caseros que podrían agravar el problema o crearte una infección. Tu dentista puede proponerte soluciones como estas:

  • Reconstrucción del diente roto: si la rotura es leve, podría solucionarse con una reconstrucción con composite.
  • Una carilla dental de porcelana: esta puede ser una solución de estética dental para una rotura de tipo leve. Consiste en un recubrimiento estético que se coloca sobre la pieza dental dañada.
  • Endodoncia: si la fractura ha llegado al nervio, podría ser necesaria una endodoncia para retirar la pulpa dañada del diente, que puede ir acompañada de una corona o funda que se encargará de proteger la pieza dental.
  • Corona: se trata de un dispositivo protésico fijo que cubre la pieza dañada por completo. Puede ser una opción para fracturas moderadas.
  • Implante dental: si la rotura es grave, ha afectado a la raíz y es imposible salvar la pieza dental, puede ser necesario extraer toda la pieza y colocar un implante dental.

¿Se te ha roto un diente? En Asisa Dental Alcalá de Henares, evaluamos tu caso y te ayudamos a buscar la mejor solución. Pide cita previa.

×