Mediante la endodoncia eliminamos el tejido pulpar del diente (nervios y vasos sanguíneos) y sellamos los conductos. De esta forma podemos conservar y mantener la función del diente afectado.

Siempre nuestra máxima será el mantenimiento de la pieza dental

Las causas más frecuentes son las caries profundas, lesiones endo-periodontales, los traumatismos, traumas oclusales por bruxismo,.

En esta especialidas contamos con la ultima tecnología láser para optimizar la eliminación bacteriana.

Nuestros tratamientos eliminan las bacterias de los conductos afectados, evitando así extraer el diente. Nuestro tratamiento se ha convertido en una solución conservadora altamente fiable.