La reposición dentaria mediante prótesis, se aplica cuando perdemos dientes por diversas causas, ya sea por caries, enfermedad periodontal, desgaste o traumatismos, y estas pérdidas producen varias consecuencias:

  • El hueso del diente tiende a reabsorberse.
  • Los dientes vecinos al diente perdido se mueven hacia el espacio vacío.
  • Las alteraciones en la posición provocan lesiones en la articulación de la mandíbula.
  • Al moverse los dientes dejan de estar en contacto y se depositan paulatinamente restos de alimento, provocando caries o inflamación de encía.
  • Al faltar dientes, las piezas existentes tienen que trabajar más.

Con nuestros tratamientos de Prótesis y Oclusión las piezas dentales con soluciones fijas o removibles analizando cada caso de manera individual para conseguir lo más adecuado en cada paciente.

El tratamiento del bruxismo (apretamiento de dientes) con aparatos de uso nocturno (férulas) combinado con tratamiento de fisioterapia y osteopatía en la misma clínica.